Mujeres Que Transforman es una plataforma que busca visibilizar los emprendimientos que realizan las mujeres en el Perú, así como las problemáticas y desafíos al que se enfrentan día tras día.

Negra: de la amargura al empoderamiento de descubrir una identidad

Yo no sabía que era negra. Cuando lo digo, no estoy hablando del color sino de lo que eso implicaba. Y me retiraron. Fue muy doloroso y nació en mí una cosa de revancha terrible porque a partir de ese momento empecé a odiar. A odiar que si alguien me hubiese puesto una ametralladora, iba a matar blancos… Felizmente nadie me la puso”.

Victoria Santa Cruz (y Gamarra por su madre), explicaba así en una entrevista, a inicios de la década pasada, la historia de uno de sus poemas más celebrados: “Me gritaron negra”, producto de una experiencia de racismo que tuvo cuando apenas bordeaba los cinco años. Tiempo después de aquel amargo episodio, entendería que no era odio lo que sentía sino una necesidad de encontrarse a sí misma para reconocerse como mujer afrodescendiente, empoderarse y forjar la seguridad que la convirtió en uno de los referentes culturales más importantes de nuestro país.

Ha corrido mucho desde que Victoria, fallecida a los 91 años en 2014, recitará aquel poema por primera vez y, lamentablemente, la historia detrás de él se sigue repitiendo en las niñas afrodescendientes de nuestro país. Algo que hace un tiempo hizo nacer en la actriz Anahí Padilla el deseo de llevar ese sentimiento de descubrir la exclusión a las tablas. ¿Cómo? Contando su propia historia.

Anahí -que acaba de culminar una exitosa temporada teatral interpretando a Lucha Reyes-, se encontró en el camino de este proyecto deseado con la también actriz Mayra Nájar y juntas fueron en busca de Gabriel de la Cruz y Malena Romero para que ‘Negra’ viera la luz. Una obra de teatro testimonial en la que buscan contar lo que significa ser una mujer afrodescendiente en una país racista y machista como el Perú.

“Todavía nos cuesta entender. En general, como país, nos falta identidad. No es fácil construirla con una comunidad que históricamente ha sido maltratada, segregada, violentada y sigue siendo discriminada. Obviamente no va a ser fácil querer integrar o ser parte. El trabajo es arduo, pero tengo fe porque se está avanzando. Hay organizaciones trabajando sobre esto, el tema ya está como mucho más puesto de manera concreta pero todavía el camino es largo. El tema tiene que ver con ser conscientes como sociedad que somos un país racista para desde ahí generar un cambio” (Anahí Padilla)

Pero lo valioso de la pieza está en que ambas actrices ponen sus propias experiencias a ojo del espectador para que desde ella pueda cuestionarse y descubrir qué tan cercano es aquello que para muchos sigue siendo una ‘exageración’.

“Me ha pasado que algunas personas me han dicho, ‘oye, pero es un chiste, ¿por qué te molestas?’ Me molesto porque me estás ofendiendo y porque no te has dado cuenta de que me estás ofendiendo. Eso es lo peor de todo, que cuando ya se ha normalizado la lucha se hace más grande para nosotros. En la obra hablamos de esto porque necesitamos que la gente se de cuenta, que a través del chiste, de la broma, es la peor forma de discriminar, humillar”. (Mayra Najar)

Todos los implicados en el proyecto coinciden en el deseo de que las futuras generaciones no tengan que vivir ese tipo de experiencia en la que darse cuenta de que determinado aspecto de su identidad es visto como algo ‘malo’. Que no tengan que pasar años para poder entender cuán valiosa se es por ello.

“Lo que está detrás del poema de Victoria es lo que le pasa a toda niña negra del Perú. En algún momento, te diría que no falla, le preguntas a una mujer negra en qué momento fue, cómo te pasó y te lo va a contar. Es como una primera vez que te da el aviso de cómo es que nos ven, cómo somos percibidas, miradas”. (Malena Romero)

“Cuando conocí el teatro testimonial me pareció una herramienta muy poderosa para poder contar historias. Y contar historias que no solemos escuchar o historias de personas que no suelen estar en los medios de comunicación, cuyas voces han sido históricamente discriminadas. Poner esa voz en un escenario es darle una relevancia que la sociedad no les está dando, el valor que el Estado no les está dando. Hay mucha verdad”. (Gabriel de la Cruz)

‘Negra’ tendrá solo cuatro funciones en el marco del festival Sótano2 del Centro Cultural de la Universidad del Pacífico. Del viernes 22 al lunes 25 de junio a las 8:30 pm en el Teatro de la misma universidad en (Jr. Sánchez Cerro 2121, Jesús María) Entradas en Teleticket y la boletería del teatro los días de función.

“Decía ‘qué fuerte soy porque odio’. Y lo grande del caso es que había algo dentro de mí que no decía nada y yo sabía que estaba mintiendo. Hoy sé quien soy, hoy nadie me puede insultar. Hoy sé que tenemos un compromiso. El compromiso empieza con uno, el que no es leal consigo mismo, no puede ser leal con nadie”.