Mujeres Que Transforman es una plataforma que busca visibilizar los emprendimientos que realizan las mujeres en el Perú, así como las problemáticas y desafíos al que se enfrentan día tras día.

Deconstruir desde el arte para reconstruir el Perú

Cinco mujeres sobre el escenario nos llevan en un viaje por la historia pero también hacia el interior de nosotras mismas. Reconstrucción-Nombre femenino es una propuesta artística con compromiso ciudadano que busca explorar las raíces de nuestra recurrente inmersión en los desastres. Los naturales y los sociales. Todos nos han alcanzado sin el menor asomo de prevención y sin una verdadera actitud de cambio. ¿Por qué será que hasta ahora no aceptamos la vulnerabilidad que nos define y, a partir de ella, empezamos a plantear las soluciones?

En una sociedad largamente marcada por el protagonismo masculino, ¿dónde estaban y qué papel jugaban las mujeres en algunas de estas etapas emblemáticas de la Historia? ¿Será que necesitamos redefinir los roles y encontrar las respuestas a los retos del ser y del hacer con grandes dosis de reflexión?

La obra es una invitación a esa reflexión. Las cinco mujeres del pasado comparten, desde su mirada, esos pasajes que siempre nos han llegado como versión encorsetada y masculina de la historia. Y, ya instaladas en el presente, esas cinco voces femeninas nos recuerdan que, para alcanzar la verdadera transformación, es necesario regresar a los cimientos, revisar las estructuras y empezar con el largo camino de levantar las columnas de nuestra propia vida y de la sociedad de la que formamos parte. Solo en ese ejercicio de revisar, cuestionar y rehacer, encontraremos la solidez necesaria para poder continuar sin riesgo de derrumbe.

Reconstrucción_Nombre Femenino está dirigida por Paloma Carpio Valdeavellano y Coralí Ormeño Michelena, dos de las fundadoras de Tránsito-Vías de Comunicación Escénica, grupo de teatro que surgió en el 2005 ante la necesidad de reforzar el vínculo entre la labor artística y el ejercicio de la ciudadanía.

El arte como herramienta de cambio y las mujeres como potentes agentes de esa transformación tan necesaria. Invitados estamos todos a sumarnos a la causa.